Monitoreo de Procesos

Escrito por Gorganizacional 02-03-2018 en Recursos Humanos. Comentarios (0)

En las actuales condiciones del mercado es evidente que las empresas no pueden empezar a descubrir nuevos puntos de mejora, así como algunos puntos olvidados que pueden ser muy favorables, explotando todas las ventajas y dando el máximo de resultados. Es el caso del monitoreo y mejora de los procesos.

El monitoreo de los procesos tiene como finalidad aumentar y controlar la productividad, bajo la premisa de hacer más y siendo más costeables. Lo cual en ocasiones se busca por sistemas propios de control y regulación de la actividad de sus empleados, lo cual puede ser una medida muy costosa para el resto de las organizaciones, por lo que para asegurar el éxito se debe contemplar un emprendimiento regulando además de la parte comercial, financiera y de ventas; la parte de producción o gestión de nuestra actividad.

Esto además puede ser bueno si se llega a un punto en el que la capacidad de nuestra empresa se ve rebasada y no se cuenta con el suficiente recurso financiero para emplear a más personas. Siendo la mejora de los procesos y la reutilización del tiempo clave para cubrir trabajo extra que antes no se realizaba.

Es por ello que si se busca un crecimiento sostenido, constante y de forma controlada se deben conocer bien los procesos que se ejecutan. Lo cual ayuda a resolver problemas y variables en el entorno al tener la flexibilidad de cambio bajo un marco metodológico y estructura definida de acuerdo a las reglas de negocio, puesto que se tendrán controladas las preguntas básicas del qué hacemos, cómo lo hacemos y cuánto tardamos de forma objetiva.

El concepto de cadena de valor se asocia naturalmente a un proceso lineal en el cual cada uno de los eslabones va añadiendo valor al producto o servicio final. Sin embargo los modelos lineales no son capaces de modelar los procesos y actividades necesarias para la correcta gestión de un servicio. Aunque el modelo de cadena de valor puede seguir siendo útil en el análisis de ciertos casos ha extendido el concepto para abarcar redes de valor que se definen como redes de relaciones que generan valor a través de complejas interdependencias que pueden implicar a múltiples organizaciones.

Lo anterior impacta directamente a todas las áreas de la empresa ya que actualmente las Cadenas de Valor en la prestación de servicios han quedado rezagadas y se sustituyen por redes de valor mismas que deben interactuar de una manera estratégica y controlada compartiendo indicadores clave de todas las áreas involucradas en la atención a cliente interno y externo traducidos en Niveles de Servicio comprometidos con clientes.

Ref. ITIL v3 (Red de Valor)


Red de Valor